historico
historia

A finales del siglo XV los conquistadores traen las primeras cepas a las Islas Canarias, momento en el que empieza un brillante pasado del sector vitivinícola de canarias. En Tenerife las plantaciones se extendieron muy pronto  ocupando principalmente zonas de medianías. La importancia del cultivo de la vid lo demuestra la cita de los protocolos de Sancho Urtarte:

“habéis de hacer un lagar de madera de tea a vuestra costa, que quepa en la bota y media de vino mosto”.

En el año 1802 Alejandro Cioranescu cita que una fanegada de viña da una pipa de vino en Candelaria y dos en Arafo, Güímar y La Orotava

Es en el año 1992 cuando un grupo de cosecheros y bodegueros se asocian con la inquietud de implantar en la comarca sistemas modernos de transformación y establecer procesos de control y calidad naciendo con la puesta en marca en 1996 del Consejo Regulador Valle de Güímar.